CEO: JORGE AMADO

Sáb. Jul 20th, 2024

El príncipe Harry de Gran Bretaña comparó, en un documental emitido por Netflix, las situaciones y los rasgos afines de su paso por la corona británica de su madre Lady Di y de su esposa Meghan Markle, características que las unifica en forma constante en medios de comunicación que difundieron la vida privada de ambas integrantes de la realeza.

«A Lady Diana le pasó lo mismo», es la frase recurrente con la que los seguidores de la nobleza británica y fue el príncipe Harry quien comparó varias veces a Meghan Markle con su madre, Lady Diana, en su documental de Netflix.

Meghan y Lady Di compartían entre sí rasgos como la compasión, la empatía y la calidez, pero Harry también ve similitudes con el destino de su madre y la forma en que los medios de comunicación la trataron, comparándolo con las alternativas que vive hoy en día su esposa. Ambas causaron sensación durante su paso por la realeza británica.

La Familia Real británica se caracteriza por los llamados «escándalos de la realeza» que protagonizaron y siguen recurrentemente repitiendo durante la historia de la corona.

La infidelidad del príncipe Carlos, hoy el rey Carlos III, a Lady Di y la renuncia de Meghan Markle y el príncipe Harry, se convirtieron en una de las características que las identifica.

Entre las frases polémicas publicadas en la biografía del Príncipe Harry y, más allá de la polémica, las presencias de Lady Di como de Meghan en el Palacio de Buckingham sacaron del ostracismo la vida de la realeza.

En tren de ingresar a las comparaciones, en 1995, la princesa Diana le otorgó una entrevista a Martin Bashir, periodista de la cadena BBC, donde se destaca la frase: “Éramos tres en este matrimonio”.

Por su parte, Meghan, conversó con la conductora estadounidense Oprah Winfrey en marzo de este año y reveló temas controversiales y dijo, entre otras declaraciones que «a la familia real le preocupaba el color de la piel de su primer hijo y que no quería seguir viva debido a las presiones».

Además, Diana como Meghan fueron acosadas por la prensa británica y se difundieron y siguen haciéndolo, la publicación de hechos de sus vidas privadas por los titulares de diversos medios de comunicación.

Pero fue Harry reveló, en un espacio con el presentador de ‘The late late show’ James Corden, que esa fue la razón por la que se alejó de la corona.

«La prensa británica estaba destruyendo mi salud mental, así que hice lo que cualquier esposo y padre haría, tenía que sacar a mi familia de allí”, afirmó el hijo de la princesa de Gales. Lady Di causó un revuelo en su entrevista con ‘BBC’.

También hubo comparaciones cuando los duques de Sussex se casaron en 2018, y o surgieron las comparaciones entre esa ceremonia y la realizada por Diana y Carlos, está última celebrada en 1981.

Los enfoques de la prensa y del público comenzaron a centrarse en la igualdad entre los vestidos de novia de las dos integrantes de la familia británica.

Ambas optaron por una vestido de manga larga, con un las velo de varios metros, a diferencia del utilizad por la princesa Kate Middleton, que fue más sencillo.

En tren de continuar con las comparaciones, la principal característica del vestido de Diana fueron las abultadas mangas abultadas, mientras que Meghan optó por un atuendo más ceñido a su cuerpo.

También continuaron las similitudes en sus respectivos guardarropas tanto en Internet y sus redes sociales a los que se sumaron los medios especializados que compararon los ‘outfits’ de Lady Di y Meghan Markle.

La princesa Diana era considerada un ícono de la moda por sus atuendos. Muchos críticos de moda de aquella época señalaron que la princesa escogía la prenda perfecta para cada ocasión.

Aún hoy en día se sigue hablando del denominado «vestido de la venganza», el atuendo color negro que utilizo la princesa Lady Di y que fue realizado por la diseñadora Christina Stambolian que Diana usó en una fiesta de ‘Vanity Fair’.

Pero Meghan no es arriesgada en momentos de vestirse para las ceremonias públicas, pero se caracterizó por la elegancia y la sofisticación al momento de lucir sus atuendos.

Además, ambas representantes de la familia británica, defendieron causas humanitarias, la princesa de Gales le brindó su apoyó causas en África y luchó contra el estigma en torno a pacientes con VIH y otros problemas de salud.

Mientras que Meghan, cuando perteneció a la realeza y antes de su renuncia, abogó por la defensa de la equidad de género y los derechos de las mujeres en países como Ruanda e India.

Ambas causas defendidas por las princesas están relacionadas con poblaciones históricamente estigmatizadas.

Por Daniel Banchero

CEO: JORGE AMADO Correo electrónico: danielbanchero@hotmail.com @jorgeamado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *