CEO: JORGE AMADO

Sáb. Jul 20th, 2024

El príncipe Harry asistió a la corte de justicia británica por el denominado caso de «escuchas telefónicas» y, en ese Alto Tribunal de Londres declaró contra de la compañía editora de un diario al que acusa de «escuchas telefónicas» y de realizar otras metodologías de «espionaje ilegal».

El príncipe llegó al tribunal en una camioneta negra y, una vez instalado en el lugar, exigió «responsabilidad» a la prensa británica por lo que considera una persecución contra él y su familia.

La demanda se convirtió en la primera de que llegaba a juicio. Harry acusa a la compañía que edita el Daily Mirror de emplear técnicas ilegales “a escala industrial” para conseguir exclusivas.

Harry, de 38 años, es el hijo menor del rey Carlos III y es el primer miembro de la realeza británica desde el siglo XIX concurre a la corte como testigo.

Además, durante la audiencia, el hijo del monarca británico y duque de Sussex, recibió preguntas del abogado de la defensa de Mirror Group Newspapers.

A la llegada del duque de Sussex al alto tribunal británico en Londres, cien cameraman, periodistas y fotógrafos del mundo lo esperaban detrás de unas rejas a su llegada. El duque sonrió, se lo veó relajado, pero no respondió a los pedidos de los fotógrafos en la puerta del tribunal.

Harry lució traje azul y camisa blanca, estaba acompañado por dos custodios y llegó en un Range Rover negro al ingresar a la sala.

Su seguridad, es de origen estadounidense y se hizo notar ausencia de Scotland Yard que no se encontraba en el lugar para protegerlo, como ocurre con los miembros de la realeza.

Harry alega que en 140 artículos publicados entre 1996 y 2010 en ese medio contiene información recabada a través de métodos ilegales, pero sólo 33 de ellos fueron seleccionados y son considerados en el juicio.

David Sherborne KC, abogado de Harry, dijo al tribunal que los 147 artículos eran una «fracción» de escritos sobre la vida privada del duque durante ese período tiempo.

Harry no asistió a la primera audiencia, programada un día antes de su presencia en el tribunal, porque asistió al cumpleaños de su hija Lilibet en Montecito y, fue el domingo a la noche que viajó a Londres, donde debía organizar su custodia.

Durante su apertura, el abogado del duque, David Sherbone, aseguró que «está claro que las historias sobre la vida privada del Príncipe Harry impulsaron las ventas. Es obvio”, añadió que las notas sobre la realeza son los «fines que justifican los medios para el acusado».

Luego, Sherbone sostuvo que las primeras relaciones serias con la señora Davy, todavía están salpicadas en el periódico como una exclusiva» y, luego, el abogado describió a Harry como «uno de los individuos sobre quien más se escribió en esos periódicos» durante años.

La presencia de Harry estaba originalmente programada para el lunes, pero el juez, Fancourt, había pedido que estuviera en la corte y listo para declarar el lunes.

Sherborne, abogado de Harry, dijo a la corte que su cliente solo había salido de California en un vuelo el domingo por la noche y había decidido asistir a la celebración de la princesa Lilibet como prioridad, mientras que Andrew Green KC, quien interrogó a Harry en nombre de Mirror Group Newspapers, aseguró que era «extraordinario» que el príncipe «no estuviera disponible para el primer día de su propio juicio».

El juez Fancourt consideró permitir más tiempo para el contrainterrogatorio del príncipe el martes y el miércoles, si fuera necesario.

Por último, las audiencias judiciales sobre escuchas telefónicas se llevan a cabo en el tribunal superior solo con un puñado de reporteros presentes pero, la participación de Harry y los nuevos reclamos transformaron los casos en noticias importantes.

Por Daniel Banchero

CEO: JORGE AMADO Correo electrónico: danielbanchero@hotmail.com @jorgeamado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *