CEO: JORGE AMADO

Sáb. Dic 2nd, 2023

La coronación de Carlos III y Camilla de Gran Bretaña, tendrá como particularidad que el rey utilizará una «túnica», será más austera aunque se calcula que tendrá unos dos mil invitados para la ceremonia que se realizará el 6 de mayo en la Abadía de Westminster, Gran Bretaña.

Para la unción, el palacio prepara una ceremonia reducida y moderna, pero sin olvidar tradiciones de 900 años y, entre las particularidades figuran que el príncipe Harry asistirá sin su esposa, Meghan Markle, a la coronación.

Carlos III y la reina Camilla ultiman los preparativos para la ceremonia que la pareja espera sea más limitado que el que se realizó durante la coronación de Isabel II, e incluirá, a partir del 6 de mayo en la Abadía de Westminster, tres días de festejos.

Durante la ceremonia, Carlos III será reconocido, proclamado, ungido y coronado como rey y, aunque se dejarán de lado algunas tradiciones prolongadas de la ceremonia de 1953, se conservará el momento sagrado de la unción.

Tras la coronación, el rey se le colocará la Corona de San Eduardo y se le entregarán las históricas joyas de la Corona, del siglo XVII y luego realizará una procesión en el histórico Carruaje Dorado.

Después será coronada la reina Camilla, cuya figura fue por años vilipendiada por la prensa, que la acusó de haber roto el matrimonio de Carlos con Diana Spencer. Supo redimirse hasta convertirse en una persona popular de la casa de Windsor, al punto que su suegra, Isabel II, pidió que fuera coronada reina, algo a lo que Camilla se oponía.

La coronación de Carlos III es la primera en el Reino Unido desde la de Isabel II, hace 70 años, y se celebrará en la histórica Abadía de Westminster, templo gótico donde se celebraron 38 coronaciones de monarcas, de los cuales Eduardo V y Eduardo VIII, que abdicó, nunca fueron coronados, y 15 reinas consortes también tuvieron ceremonias de coronación separadas.

La coronación se realiza meses después de que el monarca asuma sus funciones, ya que hay un periodo de duelo nacional, con el fin de que la familia real y los organizadores ensayen la ceremonia, en el Palacio de Buckingham se construyó una réplica del lugar de la coronación.

Desde 1066, las coronaciones estuvieron a cargo del arzobispo de Canterbury, el servicio comenzará a las 11 de Londres y se espera que sea más corto que la coronación de 1953, que duró casi tres horas.

La coronación de Isabel II fue el 2 de junio de 1953, ceremonia que costó 1,57 millones de libras esterlinas, unos 54 millones de dólares, y una procesión de carruajes transportó a 8.251 dignatarios de 180 países a la Abadía de Westminster. Además, más de 40 mil soldados quienes participaron del desfile y siguieron la ceremonia por radio y TV.

La ceremonia de coronación se realiza en la Abadía de Westminster desde el siglo XI y es oficiada por el Arzobispo de Canterbury.

Además de la música tradicional, en la ceremonia se escucharán nuevas composiciones, incluida una creada por Andrew Lloyd Webber, realizador de musicales como «Cats» y «Evita». Parte de la ceremonia se cantará en galés y los solistas incluirán al cantante de ópera galés Sir Bryn Terfel.

También incluirá música ortodoxa griega en memoria del padre del rey, el príncipe Felipe, quien nació en Grecia, y actuará un coro de gospel y los coristas de la Escuela Westminster.

El rey se sentará en la Silla de la Coronación (Coronation Chair), confeccionada a principios del siglo XIV. La Silla se confeccionó por orden del rey Eduardo I para encerrar la famosa Piedra de Scone, que llevó de Escocia a Londres en 1296, donde la puso al cuidado del Abad de Westminster.

La Silla está pintada y decorada con motivos de pájaros, follaje y animales sobre un fondo dorado, la figura de un rey, ya sea Eduardo el Confesor o Eduardo I, con los pies apoyados en un león, estaba pintada en la parte posterior de la Silla. Cuatro leones se agregaron a principios del siglo XVI.

Asimismo, desde 1308, en las coronaciones, la Silla, de 2,05 m de altura, con la Piedra de Scone, se ubica frente al Altar Mayor de la Abadía. Durante la Segunda Guerra Mundial, la Silla fue evacuada a la Catedral de Gloucester y la Piedra fue enterrada en secreto en la Abadía.

La unción, la consagración del óleo con el que será ungido el rey, en la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén.

«Desde los antiguos reyes hasta nuestros días, los monarcas fueron ungidos con aceite de ese lugar sagrado», dijo Justin Welby, jefe espiritual de la iglesia anglicana. Ese aceite fue consagrado en la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, por el patriarca greco-ortodoxo Teófilo III y el arzobispo anglicano de Jerusalén Hosam Naoum.

El arzobispo de Canterbury verterá el aceite en una cuchara y ungirá al monarca en las manos, pecho y la cabeza.

La mezcla fue «perfumada con aceites esenciales», e incluye extractos de sésamo, jazmín y canela, los ingredientes que el aceite utilizado en la coronación de la reina Isabel II en 1953, se basa en una fórmula «que se usó durante cientos de años».

Se elaboró con olivas recolectadas en dos olivares del Monte de los Olivos de Jerusalén, en el Monasterio de la Ascensión y en la Iglesia de Santa María Magdalena, donde está enterrada la abuela de Carlos, la princesa Alicia de Grecia.

Por Daniel Banchero

CEO: JORGE AMADO Correo electrónico: danielbanchero@hotmail.com @jorgeamado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *