CEO: JORGE AMADO

Mié. Feb 21st, 2024

La reina Mathilde de Bélgica, se mostró disconforme con el tratamiento que le da a sus hijos el rey Filip y dijo que el monarca les permite «hacer cosas que yo no permito».

El rey Filip de Bélgica les permite a sus hijos tener libertad en algunos espacios de su vida y eso motivó la frase de la reina quien agregó que los niños «entonces se ponen como locos» y añadió que la reina lo permite porque «creo que es importante que tengan una buena relación con su padre».

Mathilde de Bélgica es conocida por su discreción y determinación pero su discreción no permite conocer muchos de sus movimientos en la monarquía o en su vida personal.

El ayuntamiento de Bruselas acogió la boda civil de la pareja a tres meses de hacerse pública su relación, y ese día tuvo lugar la ceremonia en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula en Bruselas. Con el matrimonio, Mathilde se convirtió en princesa heredera de Bélgica y duquesa de Brabante.

Su suegra, la reina Paola, la precedió como princesa heredera entre 1959 y 1993, cuando se convirtió en la sexta reina de los belgas.

Desde 2000, Matilde también es condesa, nombramiento que el rey Alberto II otorgó los miembros de la casa d’Udekem d’Acoz.

El 21 de julio de 2013, durante la fiesta nacional de Bélgica, el príncipe heredero Felipe sucedió a su padre, el rey Alberto, que abdicó debido a su edad y salud.

Esa situación provocó que la princesa Matilde se convierta en la primera reina de los belgas nacida en esa país, tras la coronación del nuevo monarca.

Con la llegada al trono se decidió que se dirigirán a la reina Mathilde como ‘majestad’, en lugar de ‘señora’, para hacer una distinción con Paola -esposa del rey Alberto- y Fabiola -esposa del rey Balduino-, quienes eran reinas.

La muerte de Fabiola en 2014, a quien Mathilde tenía como aliada en la familia real, ambas religiosas y con pasión por la música clásica.

Los reyes Mathilde y Felipe tienen cuatro hijos: la princesa heredera Elisabeth (21 años) y los príncipes Gabriel (19), Emmanuel (17) y Eleonore (14).

Mathilde cumple a pleno su rol de madre, sus hijos son su prioridad y manifestó: «En casa soy ante todo esposa y madre. Estamos siempre ocupados con los deberes, las clases de deporte y las actividades extraescolares de los niños”.

Además aseguró que organiza su trabajo para poder pasar la tarde con Gabriel, Emmanuel y Eleonore.

Elisabeth se encuentra en Reino Unido estudiando Historia y Política en la Universidad de Oxford. La agenda de Matilde se reduce en el periodo de exámenes y prefiere estar en el castillo de Laeken para supervisar a sus hijos mientras estudian, norma que aplica desde que nacieron los príncipes y princesas.

«También trato de marcar una diferencia en mi trabajo yo misma, y promover la importancia de la educación a través de Unicef”, afirmó la reina.

Mathilde tras convertirse en princesa heredera de Bélgica, se graduó en psicología en la Universidad Católica de Lovaina, y continuó aprendiendo idiomas. Se crio en francés (estudió primaria en Bastoña y secundaria en Bruselas), pero además habla neerlandés, idiomas que domina junto al inglés, el italiano y un español básico. El polaco no es el más utilizado, a pesar de ser el idioma nativo de su madre.

Asimismo, a la reina le gusta la música, especialmente tocar el piano, pero también es deportista, disfrutar de la naturaleza y la literatura.

Como princesa y como reina, Mathilde concedió su protección a diversas asociaciones que trabajan a favor de los niños y las personas vulnerables, y ocupó el cargo de representante especial de Unicef y ONUSIDA durante varios años.

En 2016, y junto al futbolista Lionel Messi y la cantante Shakira, entre otros, fue declarada embajadora de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para reducir el hambre, la pobreza y la desigualdad en todo el mundo para 2030.

Su nombre es Mathilde María Cristina Ghislaine d’Udekem d’Acoz, nació un 20 de enero de 1973 en el municipio belga de Uccle como la hija mayor del conde Patrick d’Udekem d’Acoz (1936-2008) y la condesa Ana María Komorowska (1946), que tuvieron otros cuatro hijos después del nacimiento de quien es hoy reina de Bélgica.

En 1997, su hermana Marie-Alix murió a los 22 años en un accidente, al igual que su abuela, un “dolor que nunca desaparece”, dijo la reina.

Mathilde de Bélgica, en Europa, es una de las dos únicas reinas consortes nacidas dentro de la nobleza (junto a Camila del Reino Unido) y la primera reina consorte de Bélgica nacida en ese país.

Por Daniel Banchero

CEO: JORGE AMADO Correo electrónico: danielbanchero@hotmail.com @jorgeamado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *